Incendios Forestales

 

 

En menos de una semana tres noticias sobre incendios forestales han llamado mi atención, una de ellas en las proximidades de la ciudad de BuenosAires, la otra en el bosque La primavera a unos kilómetros de Guadalajara Jalisco en México y la última en California USA a finales del mes de abril con más de 1,500 evacuados.

Por lo que recuerdo del último incendio en el bosque de la primavera, la periodicidad está muy por encima de lo considerado como normal, si un bosque se incendia con flamas de baja altura y vientos ligeros cada 5 o 10 años los resultados son en algunas ocasiones un mejor bosque, ya que estos incendios ayudan a que las semillas se abran y/o entierren en el suelo para una mejor germinación, sin embargo la intensidad y recurrencia constante de los incendios disminuye la capacidad de regeneración de los bosques, aunado a la disminución de la retención de la humedad en los suelos, y da por resultado una aceleración de la erosión y al final la desertificación.

El fuego en los ecosistemas; afecta al suelo por disminución de la cobertura vegetal; se pierde gran parte del poder reproductivo de las plantas por destrucción de semillas latentes, junto con ello un incremento de pH por acumulación de Ca, Mg y K en las cenizas, las que pueden quedar en el lugar o desplazarse a otros sitios según la topografía y los vientos y una disminución del nitrógeno. El efecto de los incendios sobre la fauna es tanto de tipo directo por muerte de los individuos, e indirecto por alteración del hábitat de las especies. La acción directa, al igual que para la vegetación, conlleva la disminución de las poblaciones en forma diferenciada (unas son más afectadas que otras), dependiendo de sus hábitos de vida, de su agilidad o capacidad de desplazamiento.

” Día Internacional del Combatiente Forestal” el 4 de Mayo de cada año. La fecha coincide con la celebración del Día de San Florian, que es recordado como el primer Jefe de una Brigada del Imperio Romano que perdiera la vida junto a sus combatientes en la lucha contra un incendio en las colinas de Roma. Desde entonces es considerado el Santo Patrono de los Combatientes de Incendios, y desde hace ya más de 150 años y en la mayoría de los países de Europa se conmemora el 4 de mayo como el ” Día del Servicio del Fuego”

Históricamente tenemos incendios forestales en la cuenca amazónica en el Estado de Roraima, Brasil (1998) 4,0 millones de ha; en Santa Cruz y El Beni, Bolivia (1999) 12 millones de ha; en Perú: Piura años 1998-1999, 106.000 ha ; Lambayeque 32.000 ha , Cuzco-Machu-Pichu (1998), Madre de Dios. En Chile el incendio La Rufina el año 1998 afectó a 26.000 ha ; Ecuador: El Oro (1986) 4.000 ha ; Loja (1986) 1.200 ha , Pichincha, Galápagos (1984) 15.000 ha en el presente siglo la suma continúa con los extremadamente severos como el ocurrido en Argentina y quizás desconocido para muchos, con los incendios de Mendoza-La Pampa el año 2001, que afectó 1.5 millones de ha en Chile con el complejo Ralco/Malleco/Lolca del año 2002 con 22.800 ha , el caso de la región Algarobo-Casablanca en 2003 y el reciente incendio en Torres del Paine con casi 10,000 hectáreas afectadas (especialmente campos y matorrales) y en Bolivia, en la zona de Tarija con 15.000 ha , o el incendio ocurrido al inicio del 2005 en Uruguay en la frontera con Brasil.

En México se ha instituido una ayuda en equipamiento para que los agricultores lleven a cabo acciones en pro de la prevención y combate de incendios forestales.

http://www.conafor.gob.mx/portal/docs/secciones/comunicacion/B-452008.pdf

Detección terrestre fija. Se realiza mediante torres de observación
• Detección terrestre móvil. personal de SCT, PFP, SECTUR, SEDENA, CAPUFE, se desplaza por carreteras o caminos que cruzan áreas forestales.
• Detección aérea. Mediante sobrevuelos en zonas boscosas Fuerza Aérea Mexicana, PGR, PFP, y líneas aéreas comerciales y privadas, reportan los incendios a las torres de control de los aeropuertos más cercanos a sus vuelos y de allí a los Centros Estatales y Nacional de Control de Incendios Forestales de CONAFOR
• Detección satelital. Con el apoyo de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO) y del Servicio Meteorológico Nacional de la Comisión Nacional del Agua (CNA) se detectan los incendios mediante imágenes de satélite. Las antenas reciben diariamente en dos ocasiones (CONABIO) o cada 20 minutos (CNA) las imágenes del territorio nacional, las cuales, una vez procesadas por personal especializado, permiten observar los focos de calor que Imagen de puntos de calor. CONABIO pudieran indicar la existencia de incendios forestales.
• Detección de puntos de calor. Cada día, tanto la CONABIO como el Servicio Meteorológico Nacional desarrollan las acciones del Programa para Detección de Puntos de Calor Mediante Técnicas de Percepción Remota en tiempo real. La información de CONABIO se encuentra estructurada por años y adicionalmente a los puntos de calor se puede obtener información tabular, georreferenciada (mapas dinámicos) y cuadros de noticias.
• SIG Se cuenta también con un Sistema de Información Geográfica diseñado por el Servicio Forestal de Canadá, que produce mapas de riesgo meteorológico, y el análisis de técnicos especializados en el Centro Nacional de Control de Incendios Forestales, para emitir un reporte diario y reportes especiales cuando las condiciones sobre los incendios forestales se consideran extremas
Consideramos que los incendios han aumentado debido a la disminución de las acciones de pastoreo, la práctica de “Chaqueo” que consiste en la tala/tumba/quema con objeto de transformar las zonas boscosas en zonas de pastoreo con pastos que sirven de alimento al ganado un corto tiempo y luego dejan de producirlo por la erosión y desertificación del suelo.

Como medidas de prevención y combate se ha implementado una red de cortafuegos, otra red de pistas forestales, se identifican los puntos de abastecimiento de agua, etc. y como acciones de reacondicionamiento la reforestación de terrenos incendiados.
Existe una compleja madeja de problemas sociales, económicos y de gestión que invitan a huir de planteamientos simplistas y recetas mágicas. En tanto no se empiece a desliar esta madeja, quienes queman nuestros bosques seguirán gozando del privilegio de la impunidad.

Por otra parte no se investiga más sobre la extinción de incendios quedando siempre en manos de la tecnología que nos llega de otros países. Las técnicas de extinción por lo general dependen de grandes cantidades de agua movidas en el mejor de los casos por aviones y helicópteros, un poco de estrategia en

En opinión de su servidor una gran área de oportunidad en el combate es la utilización de neblina fina de agua atomizada mediante altas presiones y en la que la energía absorbida para la evaporación es superior por unidad de masa ya que no cae al suelo y la cantidad de agua necesaria para su generación y control del incendio es menor, debido adicionalmente al vapor de agua generado puede actuar como sofocador del fuego al mismo tiempo que enfría, será necesaria una investigación que en caso de generar resultados positivos revolucione el combate de incendios forestales.

Saludos

Emilio Plascencia Martínez
Profesor de Enseñanza Técnica
Ingeniero Industrial
El Mejor Estudiante de México
Premio Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo
México

[email protected]

2 comentarios sobre “Incendios Forestales

  1. Rocio Alvarez Contestar

    Excelente reportaje, siempre me ha parecido una tragedia ver como se queman grandes extensiones de montañas aquí en Venezuela en la epoca de sequía, cuando era infante siempre nos decian que era normal que los bosques se quemaran y recuerdo también que era muy poca la frecuanecia, pero en la actualidad es más frecuente y casi sin control. No tenia conocimiento de todo lo que sucede mientras se quema un terreno, es importante que todos lleguemos a conocer los problemas que acarrean estas quemas indiscriminadas. Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *