Mucho nos preocupamos al ingresar a recintos laborales y observar una serie de Condiciones y Actos Inseguros o Subestandares, nos preocupamos aún mas al ver como se logra un nivel de convivencia peligroso entre los trabajadores y estas Condiciones y Actos Inseguros. ¿Se han preguntado alguna vez el motivo de esta convivencia?.

El principal motivo de ello radica en que nosotros vemos a las reglas de seguridad y en especial a las reglas de  seguridad  industrial como reglas impuestas por terceros que no participan directamente en las operaciones, como una serie de imposiciones que solo deben cumplirse en el entorno laboral.

Pero, ¿La Seguridad es solo reglas?, ¿Solo aplica al entorno laboral?… La respuesta acertada a las dos preguntas es ¡NO!, la Seguridad se ha desarrollado como una ciencia para proteger la integridad fisica y mental, asi como la vida del ser humano, al ambiente y a estructuras, inmuebles, equipos, operaciones, entre otros.  Cuando viajamos en carretera, cuando comemos, cuando observamos un partido de futbol en la TV, tenemos reglas de seguridad que cumplir, tales como: Usar adecuadamente el cinturon de seguridad, adoptar una postura corporal adecuada en la mesa o ante la TV, y hablando de ellas podemos pasar mucho tiempo.

Por ello debemos asimilar internamente que las reglas de seguridad son mas que reglas, son el perfecto estilo de vida para gozar de bienestar físico, mental, espiritual, laboral, social, entre otros.

Impulsemos en nuestros diferentes entornos la idea de vivir bajo un estilo seguro, de respetar todas las pautas que se establecen para nuestro bienestar; y luego podremos apreciar un descenso en la mayoria de las estadisticas rojas con las que somos bombardeados que cada día.

No es un trabajo sencillo, pero tampoco imposible y al dar el ejemplo podremos iniciar una cadena de eventos – quizas indetenible.