Las Normas son las siguientes:


1. Los esmeriles deberán estar ubicados en sitios especiales, bien iluminados, donde no exista tráfico constante de personas.

2. El mantenimiento y limpieza de los esmeriles deberán efectuarse constantemente, las piezas dañadas o rotas deberán ser sustituidas. La lubricación es indispensable para evitar recalentamientos de equipos y piezas.

3. En el área donde se encuentren los esmeriles se colocaran avisos recordatorios del uso de las protecciones para los ojos.

4. Las bridas serán del mismo diámetro y el mismo espesor para que haya un perfecto balance.

5. No se utilizarán ejes ni bridas dobladas rotas o con superficies irregulares, ya que podrían provocar la rotura de la piedra.

6. La velocidad calculada de diseño del esmeril no podrá ser cambiada.

7. Todo esmeril deberá tener un protector frontal.

8. El descanso o porta pieza deberá quedar a un nivel más alto que el del centro de la piedra y con una longitud de 3mm de la piedra.

9. Los trabajos de esmerilado se realizarán por intermedio de personas conocedoras del equipo y de los procedimientos seguros de trabajo.

10. Los operadores de los esmeriles contarán con la protección adecuada para la vista y protección respiratoria en los casos de generación de polvos.

11. No se podrán en funcionamiento los esmeriles cuya piedra esté floja o fuera de balance.

12. Siempre se utilizará el frente de la piedra a menos que el diseño haya sido hecho para esmerilar por los lados.

13. A medida que la piedra se vaya desgastando, deberá irse ajustando el porta pieza o descanso respetando la medida 3 mm. de longitud.

14. En las áreas que cuenten con esmeriles de diferentes R.P.M. se utilizará un código de colores en donde la piedra y el esmeril puedan identificarse fácilmente y prevenir así la posibilidad de equivocación.

15. Se deberá colocar en un lugar visible la información sobre el código de colores a utilizar.